¿Qué mecanismo gobierna los ciclos glaciales?

Vastas reorganizaciones del sistema océano-atmósfera constituyen acontecimientos decisivos para ligar los cambios cíclicos de la órbita terrestre con el avance y retroceso de la capa de hielos.

Por ocho veces en el último millón de años, algo cambió en la ecuación climática de la Tierra, que permitió que la nieve permaneciera en montañas y latitudes septentrionales donde anteriormente no cuajaba. La nieve se comprimió hasta convertirse en hielo y éste se acumuló formando glaciares y barreras. En el transcurso de decenas de miles de años, las capas de hielo alcanzaron espesores de varios kilómetros; aplanaron las tierras, las pulimentaron y dejaron sus huellas, incluso en Europa Central y el Medio Oeste de los EE.UU. De repente acaba el ciclo glacial. Apenas unos miles de años, y los hielos se retiraron de nuevo hasta sus límites actuales.

A lo largo de los últimos treinta años, se han ido acumulando pruebas que atribuyen a factores astronómicos la razón última de esos ciclos glaciales: lentas variaciones cíclicas de la excentricidad de la órbita terrestre y de la inclinación y orientación del eje de rotación del planeta. Al alterar la intensidad de las estaciones, los ciclos astronómicos inclinan el fiel hacia la expansión, o retirada, de los glaciares. Pero, ¿cuál es la relación entre los ciclos astronómicos y los periodos glaciales? ¿Cómo revierten los cambios estacionales en cambios globales del clima?

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.