Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2008
Ciencia de la computación

Los límites de la computación cuántica

Las computadoras cuánticas podrían ser velocísimas en tareas muy concretas. En la mayoría de los problemas apenas descollarían sobre los ordenadores de hoy.

Un error frecuente —recuérdese, por ejemplo, The Economist de 15 de febrero de 2007— consiste en afirmar que, en teoría, las computadoras cuánticas podrían resolver rápidamente una colección de problemas de singular dificultad, los llamados problemas NP-completos, algo que hasta el momento no se puede hacer ni aun con los ordenadores más potentes. Se presumía que las computadoras cuánticas podrían lograr tal hazaña porque permitirían el procesamiento simultáneo de todas las posibles soluciones.

Si en verdad fuese posible construir semejante computadora mágica, capaz de resolver un problema NP-completo en un abrir y cerrar de ojos, el mundo se convertiría en un lugar muy diferente. Podríamos, por ejemplo, ordenarle a nuestra mágica computadora que buscase posibles regularidades en las fluctuaciones de los mercados de valores, en las series de datos meteorológicos o en la actividad cerebral. A diferencia de los ordenadores actuales, cuya programación exige una perfecta comprensión de los problemas, la elucidación de tales regularidades sería enteramente rutinaria; no exigiría un conocimiento detallado de la sustancia del problema.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.