Cinco tareas esenciales en el espacio

Los científicos planetarios han enunciado diversos objetivos de la exploración del sistema solar.

A un niño de la era espacial, los libros que tratan del sistema solar anteriores a 1957 le resultan de lo más imprecisos. Qué poco se sabía entonces. No se tenía ni idea de los grandes volcanes y cañones de Marte, a cuyo lado el Everest es una colina gastada y el Gran Cañón de Colorado, una zanja. Conjeturaban que debajo de las nubes de Venus podía haber una jungla exuberante y brumosa, o quizás un desierto seco y baldío, o un océano de agua con gas o un gigantesco pozo de alquitrán, cualquier cosa, menos lo que realmente hay: un enorme páramo volcánico, como la inundación del diluvio universal, pero de roca fundida. Las imágenes de Saturno eran bastante tristes: dos vagos anillos donde hoy día observamos cientos de miles de finas divisiones. Las lunas del planeta gigante se mostraban como mosquitos que flotasen a su alrededor; hoy conocemos sus contorsionados paisajes de lagos de metano y géiseres de polvo.

Por esas fechas, los planetas, puros manchones de luz, parecían mundos muy pequeños. Y al mismo tiempo la Tierra parecía mucho mayor de lo que de verdad es. No se la había visto nunca como planeta, una canica azul sobre terciopelo negro, bañada en un frágil barniz de agua y aire. No se sabía que la Luna nació de un impacto ni que los dinosaurios murieron de forma repentina. Se ignoraba que la humanidad se estaba convirtiendo en una fuerza geológica que cambia el entorno a escala global. Se valore como se valore la contribución de la era espacial, no cabe duda de que ha enriquecido nuestra visión de la naturaleza y nos ha proporcionado una perspectiva que ahora damos por sentada.

Otros artículos del informe especial «Exploración espacial»

El futuro de la exploración espacial

    • Steven Ashley
    • George Musser

A la Luna y más allá

    • Charles Dingell
    • William A. Johns
    • Julie Kramer White

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.