Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Agosto de 2013
Biodiversidad

Diversidad marina escondida

El número de especies se ha subestimado en el grupo de las diatomeas debido a la dificultad que entraña diferenciar una especie de otra.

CORTESÍA DE E. GARCÉS Y S. QUIJANO

Las especies son unidades naturales fundamentales. Su delimitación adecuada constituye un requisito esencial para la evaluación de la biodiversidad y la comprensión de su ecología, la biogeografía, la historia evolutiva y los mecanismos de especiación.

Dentro de los eucariotas unicelulares del fitoplancton, las estimaciones de la diversidad biológica aún se basan principalmente en las características morfológicas. Pero los resultados de las evaluaciones taxonómicas moleculares que se han realizado en tiempo reciente sugieren que la diversidad del fitoplancton se ha subestimado en gran medida.

Las diatomeas corresponden al grupo de microalgas más abundante y diversificado; en el ambiente marino forman parte del fitoplancton. Se caracterizan por presentar una cubierta de sílice en forma de caja compuesta por dos valvas. Las variaciones en la morfología de las valvas permiten a veces identificar la especie en cuestión, pero con frecuencia no existen, o apenas existen, diferencias morfológicas entre una especie y otra. Se trata de organismos crípticos o semicrípticos, aislados reproductivamente pero difíciles o imposibles de distinguir en cuanto a sus caracteres morfológicos. Sin embargo, sí presentan una divergencia en el hábitat, la fisiología o los rasgos del ciclo de vida.

Para entender la diversidad del fitoplancton, resultan básicos el concepto biológico de especie (grupos que se cruzan entre sí y que se hallan aislados reproductivamente de otros) y el concepto filogenético, basado en la historia evolutiva (la especie pertenece a un grupo único con un linaje común).

En el género marino de diatomeas Pseudo-nitzschia, lo que se consideraba una sola especie, P. delicatissima, se ha descubierto que en realidad correspondía a un complejo de especies crípticas que no se distinguían morfológicamente. No obstante, el análisis filogenético indicaba que había al menos dos genotipos. Los experimentos de laboratorio realizados por nuestro grupo han demostrado que los individuos de uno de los dos clados logran entre sí una reproducción sexual exitosa. En cambio, los intentos realizados para que ambos clados se crucen han resultado infructuosos.

Los dos genotipos se encuentran en el mar Mediterráneo. Hemos concluido que los dos clados se hallan separados por barreras reproductivas y en realidad corresponden a dos especies distintas. Lo que se nombraba como una sola especie, P. delicatissima, actualmente son dos: P.delicatissima y P. arenysensis.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.