Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

WIKIMEDIA COMMONS/Dominio público

Hace ya tiempo que Stephen Hawking depende de los avances técnicos para comunicarse. Durante la última década, el conocido físico, que lleva medio siglo luchando contra una enfermedad neurodegenerativa, se ha valido de una contracción voluntaria en una de sus mejillas para componer, letra a letra, palabras y frases. Con cada movimiento detenía un cursor que se desplazaba sin cesar sobre las letras en una pantalla. En los últimos años, sin embargo, su estado se ha deteriorado. Ahora solo puede comunicarse al ritmo de una palabra por minuto. A finales de 2011, Hawking se puso en contacto con Intel y solicitó ayuda.

El director técnico de la compañía, Justin Rattner, informó en la Feria Internacional de Electrónica de Consumo, celebrada el pasado mes de enero, de que habían construido un sistema mejorado de predicción de palabras. En estos momentos la multinacional está explorando el uso de programas informáticos de reconocimiento facial para mejorar la comunicación. El trabajo forma parte de un programa de investigación más amplio que persigue desarrollar dispositivos de ayuda para ancianos y discapacitados. La clave reside en la «percepción del contexto», una técnica que permite que un instrumento se anticipe a las necesidades del usuario; por ejemplo, recordándole que tiene una cita o avisándole de que debe coger dinero antes de salir a realizar un recado.

Materializar la idea de Intel requiere toda una combinación de sensores (cámara, acelerómetro, micrófono y termómetro, entre otros), así como un programa informático capaz de revisar la agenda del usuario, sus redes sociales o sus hábitos de navegación en Internet. «En pocos años estaremos conectados emocionalmente a nuestros dispositivos», predice Rattner.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.