Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Abril 2008Nº 379

Informe especial El futuro de la física

Física de partículas

El Gran Colisionador de Hadrones

Una colaboración de científicos de todo el mundo está preparando la puesta en marcha del mayor dispositivo experimental de física de partículas de la historia.

Menear

Cabe verlo como el mayor y más potente microscopio de la historia de la ciencia. El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), a punto de inaugurarse, sondeará, bajo los aledaños de Ginebra, las menores distancias (hasta un nano-nanómetro) y energías más altas jamás analizadas. Los físicos de partículas llevan más de diez años esperando una oportunidad de explorar ese dominio, a veces llamado la escala tera por su gama de energías: del orden de un billón de electronvolt, o 1 TeV. Se espera que se produzcan hallazgos físicos importantes a estas energías, como el de la escurridiza partícula de Higgs (de la que se cree que dota de masa a otras partículas) y el de las partículas que constituyen la materia oscura, que comprende la mayor parte de la materia del universo.

La gigantesca máquina, tras un período de construcción de nueve años, debería empezar a producir haces de partículas el año en curso. Está previsto que la puesta a punto progrese de un haz a dos, y a conducirlos a que choquen; desde energías menores hasta la escala tera; de bajas intensidades de prueba a las más intensas, válidas para la producción de datos a ritmos útiles, pero más difíciles de controlar.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados