El desove mueve montañas

La freza del salmón ha acelerado la erosión de los lechos fluviales en el curso de los milenios.

Un salmón rosado en pleno desove. [ASHLEY MORGAN, GETTY IMAGES]

A primera vista, la reproducción de los peces podría parecer poco trascendente, pero los innumerables desoves acaecidos a través del tiempo parecen haber dejado su huella en el paisaje. En un estudio novedoso, se ha modelizado el modo en que la freza modifica los ríos de la costa norte del Pacífico de EE.UU. Resulta que el apareamiento del salmón ha contribuido a modelar las laderas montañosas de la región. El salmón retorna del mar a los ríos y los arroyos donde nació para procrear. Una vez que la hembra encuentra un punto donde los cantos y la grava del lecho poseen la talla adecuada, excava un hoyo para depositar la puesta.

Después de que el macho fecunda los huevos, la hembra los entierra con el sedimento de otro agujero que cava corriente arriba. La tarea erosiona el lecho fluvial porque facilita que los sedimentos y la grava sean arrastrados río abajo, afirma uno de los autores del estudio, Alexander K. Fremier, limnólogo de la Universidad Estatal de Washington. Él y sus colaboradores recabaron datos sobre el ritmo de la erosión provocada por los salmones en un arroyo experimental y extrapolaron sus hallazgos a ríos reales en el curso de millones de años. El desove habría hecho que algunos lechos se erosionaran más de un 30 por ciento más que si no se diera la freza, describen en el estudio, publicado en línea el pasado septiembre en la revista Geomorphology. David R. Montgomery, catedrático de geomorfología de la Universidad de Washington, que no ha participado en la investigación, califica el trabajo como una fascinante «muestra de la vinculación que puede existir entre la actividad de los seres vivos y ciertos fenómenos que solemos considerar procesos físicos». Las propias investigaciones de Montgomery indican que el alzamiento de las cadenas montañosas (orogenia) podría haber fomentado la diversificación de los salmones, a la par que su especialización y especiación.

El nuevo estudio sugiere que la freza del salmón podría acelerar tales procesos al alterar el ritmo de erosión y las pendientes de los ríos. Montgomery opina que ese efecto sería mínimo en comparación con el causado por la orogenia, pero matiza que Fremier y sus colaboradores han abierto la puerta a nuevas preguntas sobre el fenómeno y sus consecuencias.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.