Nódulos y concreciones

Amén de ser una curiosidad geológica, estas estructuras constituyen una herramienta de gran utilidad para el estudio de la evolución y la transformación de los sedimentos en rocas.
Muestra procedente de la “ColecciOn Oriol Riba”; cortesIa del departamento de geologIa de la Universidad de Zaragoza (sIlex).
En las rocas sedimentarias es muy frecuente la presencia de cuerpos irregulares o cuerpos concrecionarios (CC). Formados por precipitación o segregación de minerales, suelen denominarse nódulos o concreciones (en geología, "concreción" significa acumulación de materia alrededor de un núcleo o sobre una superficie). Desde los nódulos de sílex, tan vinculados con los albores de la humanidad, hasta las ágatas, pasando por los nódulos de yeso o de carbonato, las concreciones ferruginosas, etcétera, existe un amplio abanico de cuerpos concrecionarios.
Los nódulos y concreciones presentan una gran variedad de formas. Domina la subesférica a elipsoidal, pero hallamos también morfologías alargadas, discoidales o marcadamente irregulares. La estructura interna puede variar desde masiva a finamente bandeada, con todo tipo de términos intermedios.
La composición de los cuerpos concrecionarios es muy diversa: pueden ser de la misma naturaleza que la roca en la que están englobados, estar constituidos por alguno de los componentes minoritarios de la misma o, en raras ocasiones, presentar una composición totalmente diferente y ajena al encajante.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.