Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Agosto de 2017
Astrofísica

El eclipse del 21 de agosto en Latinoamérica

Aun siendo parcial, el fenómeno se presta a todo tipo de actividades de interés astronómico y educativo.

Magnitud y hora de inicio del eclipse (primer contacto) en Centroamérica, el Caribe y parte de Sudamérica. La magnitud del eclipse (la fracción del diámetro solar eclipsado por la luna) en Puerto Rico, por ejemplo, se situará entre el 80 y el 85 por ciento, y el fenómeno comenzará alrededor de las 18:10:00 horas UTC (14:10:00 de tiempo local en Puerto Rico). Una versión interactiva de este mapa está disponible en bit.ly/astrotiempo-eclipse. [CORTESÍA DE JORGE ZULUAGA]

Dos horas después el corazón de fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión de voz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.

Así reza el final del relato corto El eclipse, del hondureño y guatemalteco Augusto Monterroso. Vale la pena recordarlo en las vísperas del eclipse del próximo 21 de agosto, que será visible también desde la Centroamérica de los mayas. Si bien la zona de totalidad no atravesará aquellas tierras, la visión de un Sol parcialmente cubierto no solo allí, sino también en todo el Caribe y en el norte de Sudamérica, debería traernos el recuerdo de las grandes culturas precolombinas, que, como especula Monterroso, tuvieron posiblemente la capacidad para predecir estos eventos.

La atención se ha centrado en lo que verán millones de personas sobre una fina franja de unos cien kilómetros de ancho que atravesará Estados Unidos. Pero, más allá de esta exclusiva zona, millones de estadounidenses, pero también de latinoamericanos, presenciaremos el eclipse en su versión parcial, en la que la Luna no ocultará por completo el Sol.

¿Qué puede tener de interesante la observación de un eclipse parcial? En realidad son muchas las cosas que los entusiastas de la astronomía y, en particular, maestros, niños y jóvenes, podemos ver, hacer o aprender durante un eclipse parcial de Sol.

Artículos relacionados

Artículo incluido en

El gran eclipse solar de 2017

    • Jay M. Pasachoff

El primer eclipse total de Sol que atravesará Estados Unidos de costa a costa desde hace 99 años no solo constituye un espectáculo digno de verse, sino también una valiosa oportunidad científica.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.