Los beneficios ambientales del teletrabajo

Las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia conllevaron una reducción del tráfico que acabó mejorando la calidad del aire urbano

Marzo de 2020: Una calle vacía en Barcelona durante el confinamiento estricto. [Dennis Gleiss/iStock]

Durante la primera oleada de la COVID-19, las calles de las grandes ciudades se quedaron inquietantemente vacías. Las medidas drásticas que se impusieron para frenar la propagación del virus limitaron de forma extraordinaria los movimientos de las personas, una situación nunca vista hasta entonces a esta escala mundial. Cuando, a finales de marzo de 2020, la epidemia se convirtió en pandemia, la mitad de la población del planeta se hallaba bajo algún tipo de confinamiento.

Esa medida obligó a muchas personas a trabajar desde casa, lo que supuso una caída de los desplazamientos y del tráfico motorizado. Puesto que las emisiones del tráfico suelen contribuir a entre un 30 y un 45 por ciento a la contaminación del aire urbano, el aumento del teletrabajo llevó a una mejora notable en la calidad del aire en las ciudades. Los primeros efectos se observaron en China, donde las imágenes de satélite revelaron una disminución del 30 por ciento en la concentración de dióxido de nitrógeno (NO2). Asimismo, la Agencia Ambiental Europea, en el seguimiento que hace del impacto de la COVID-19 en la contaminación, registró un descenso de entre un 30 y 50 por ciento en los valores de ese gas en las ciudades europeas que habían implementado medidas restrictivas.

La situación excepcional de confinamiento estricto en los primeros meses de la pandemia representó una prueba piloto a gran escala sobre el potencial de mejora de la calidad del aire urbano. Ahora que el regreso a la «normalidad» se va extendiendo por todo el mundo, deberíamos plantearnos qué tipo de normalidad queremos recuperar si tenemos en cuenta los problemas de salud asociados a la contaminación que podríamos evitar con un cambio de hábitos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.