Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Hace 50, 100 y 150 años

Recopilación de noticias publicadas en Scientific American.
Por Daniel C. Schlenoff

1920: Soplar el vidrio en forma de cilindros para hacer cristales de ventana es un método antiguo, pero aún es el mejor. [SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. CXXII, N.o 15, 10 de abril de 1920]

1970
A favor del ambiente

«En su reciente discurso al Congreso acerca del medioambiente, el presidente Nixon enumeró 37 medidas que ahora podemos tomar para avanzar espectacularmente hacia lo que se ha convertido en un objetivo común y urgente para todos los estadounidenses: la recuperación de nuestro hábitat natural como un lugar a la vez habitable y acogedor para las personas. Esas medidas se han concebido para conseguir progresar en cuatro áreas fundamentales: el control de la contaminación del agua, el control de la polución del aire, la gestión de los residuos sólidos y la creación de nuevas zonas de recreo y espacios abiertos. Una de las medidas de la Administración fue crear un Consejo de Calidad Ambiental, formado por tres miembros, que velará por nuestra conciencia medioambiental y será objetivo de nuestro ingenio.»

Pantallas de cristal líquido

«En años recientes, los cristales líquidos han estimulado la imaginación de los ingenieros. Esas sustancias se están empleando actualmente para crear una nueva familia de dispositivos para la representación de símbolos, como números y letras. También pueden posibilitar el diseño de una ventana que pueda hacerse opaca o transparente sin más que pulsar un conmutador, y de un televisor no más grueso que el marco de un grabado. Algún día, los cristales líquidos podrían convertirse en el elemento generador de imagen del más ubicuo de todos los aparatos de visualización: el receptor de televisión.
George H. Heilmeier.»

1920
Fabricando cristales

«Se ve en nuestra imagen una escena típica en una fábrica de cristales de ventana ordinarios. Se trata de un sector de la industria que hoy es de un interés más que ordinario en los países no teutónicos de Europa, en virtud de los esfuerzos que realizan para fomentar la producción nacional y así romper el monopolio alemán que existía antes de la Primera Guerra Mundial. Quizá no sea generalmente sabido que la formación de una delgada lámina de vidrio requiere que el glaseador se atenga a la alambicada fórmula de soplar el vidrio en cilindros para luego hendirlos y aplanarlos y obtener así las hojas, pero esa es la realidad.»

Nuevos usos de la aguja de tatuar

«Al pensar en una operación de tatuaje, solemos imaginarnos un establecimiento de reputación más o menos dudosa en el Bowery o en Barbary Coast, donde fornidos soldados y duros marineros acuden a que les inserten coloridos dibujos en los pocos centímetros cuadrados de la epidermis que aún muestra su color original. Pero la pequeña aguja se usa hoy para otras cosas que delinear rosados cupidos y azules anclas sobre pechos viriles y antebrazos musculosos. La próxima vez que vean a una linda joven cuyo cutis permanezca bella e inalterablemente sonrosado, pese a cualquier estímulo para ruborizarse o palidecer, procuren averiguar si ha sido cliente de algún tatuador que, por el adecuado estipendio, le haya introducido bajo la piel el tono justamente correcto de suave arrebol.

Pero el tatuador avispado no agota sus posibilidades embelleciendo mejillas femeninas. En la manga guarda otra carta del mismo valor. El retocador de fotos que elimina lo que no agrada al sujeto y añade hoyuelos y demás, que al sujeto le gustaría creer que están ahí, se encuentra con que trabajando a mano su mejor velocidad es de unos seis negativos al día. Pero con el veloz repiqueteo de la aguja eléctrica puede duplicar o triplicar su rendimiento. Así pues, si a su tatuador favorito lo hallase ocupado con afán en el tatuaje de un retrato, no dude de su salud mental. Simplemente está complementando honradamente sus ganancias.»

1870
La desaparición de una especie

«La gran alca, en tiempos muy abundante en ambas orillas del Atlántico Norte, hoy se cree extinguida por completo, sin que se haya visto ni sabido de alguna viva desde 1844, cuando se capturaron dos cerca de Islandia. En palabras de Darwin, la muerte de una especie es algo más notable que el fin de una dinastía imperial. “Ningún hecho en la larga historia del mundo es tan alarmante como el exterminio general y repetido de sus habitantes.” Nada podemos decir acerca de cómo la gran alca abandonó la vida, mediante cuál de las grandes causas de extinción que actúan hoy de forma lenta pero incesante, como la elevación y el hundimiento de los estratos geológicos, la invasión de otros animales y las perturbaciones climáticas.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.