GETTY IMAGES/URUPONG/ISTOCK

El artículo «La energía nuclear, diez años después de Fukushima» [por Aditi Verma, Ali Ahmad y Francesca Giovannini; Investigación y Ciencia, junio de 2021] trata del papel de la energía nuclear en la lucha contra el cambio climático. En él se destaca el rechazo de la opinión pública hacia esta tecnología, entendiendo que es consecuencia de los riesgos que se pusieron en evidencia con los accidentes de Chernóbil y Fukushima. También se comenta, entre otras cosas, el papel que han jugado en este ámbito empresas y Gobiernos.

Sorprende que el texto omita uno de los agentes que ha sido más decisivo en la creación de este rechazo social. Me refiero a las organizaciones y partidos del ámbito ecologista, los cuales no deben identificarse con la sociedad en sí, sino que, al igual que las empresas y los Gobiernos, tienen su entidad e intereses propios. Estos agentes han lanzado durante años continuas y agresivas campañas en contra de la energía nuclear.

Del propio texto se trasluce la utilidad de esta tecnología en la descarbonización de las fuentes de energía. Estoy convencido de que si se hubieran confrontado, con criterios puramente técnicos, los riesgos del cambio climático y de la energía nuclear, habrían sido los propios ecologistas sus mayores defensores. Sin embargo, para estas entidades el cambio climático es solo una parte dentro de un ambicioso paquete ideológico, lo que necesariamente ha debido pesar en sus líneas argumentales. Es un hecho que el veto a la energía nuclear en el contexto de la crisis climática genera una gran tensión en el entorno económico y social, lo que aporta al ecologismo mucha mayor relevancia, tanto en el escenario ideológico como en el político.

Probablemente, de no haber existido las referidas campañas antinucleares, la sociedad habría asumido con naturalidad el riesgo inherente a esta tecnología, de la misma forma que lo ha hecho con otras, como puede ser la biología molecular, susceptible también de dar lugar a accidentes con efectos letales y consecuencias a muy largo plazo.

Francisco López Gomáriz
L'Hospitalet, Barcelona

Puedes obtener el artículo en...

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.