Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Febrero de 2013
Ecología

Ecometabolómica

Una nueva herramienta para el estudio de los ecosistemas.

Cortesía de Jordi Sardans, Albert Rivas Ubach y Josep Peñuelas

El cambio global está alterando la composición de los suelos y las aguas. Conocer el impacto de estas perturbaciones en los ecosistemas constituye uno de los grandes desafíos actuales de la ecología. Un nuevo campo de investigación está aportando un nuevo enfoque sobre esta cuestión mediante la aplicación de la metabolómica a los estudios ecológicos. Nos referimos a la ecometabolómica.

La metabolómica corresponde a un conjunto de técnicas de análisis químico y estadístico que permiten conocer la actividad metabólica de una célula, tejido, órgano u organismo en un momento determinado. Se aplica al estudio de las alteraciones del funcionamiento interno de los organismos a lo largo del tiempo o en respuesta a variaciones ambientales. Por ejemplo, informa sobre el cambio metabólico que produce un medicamento en un paciente a distintos intervalos de tiempo desde su aplicación. La metabolómica ha sido ampliamente utilizada en biomedicina para desarrollar fármacos, realizar el seguimiento de órganos trasplantados, investigar el curso de enfermedades o mejorar la nutrición.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.