Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. CVIII, N.o 6, 8 de febrero de 1913

Febrero 1963
Prosperidad pagada de sí misma
«Los ciudadanos estadounidenses —conocidos por su prosperidad y por la satisfacción no exenta de suficiencia que esta les produce— podrían sorprenderse al saber que unos sondeos de opinión pública realizados en Alemania Occidental, Brasil y Cuba han mostrado que los pueblos de esos países se siente aún más ufanos por los progresos recientes y más esperanzados ante el futuro. Asimismo, otra lección para los americanos podría ser el enterarse de que en dichos países se identifica más estrechamente el bienestar personal con la buena marcha del país. Son aseveraciones de índole muy general que representan los primeros descubrimientos de un trabajo piloto encaminado a desarrollar una técnica que permita realizar estudios comparativos, a escala transnacional, sobre las inquietudes y aspiraciones de los pueblos del mundo. —Hadley Cantril»

Febrero 1913
La muerte de Scott
«En el desolado y gélido erial de una inexplorada tierra antártica entregó su vida el capitán Robert Falcon Scott tras haber alcanzado el Polo Sur. Su muerte es la de un auténtico héroe de la ciencia. No había tesoro enterrado alguno que buscar en aquellas nieves nunca antes holladas, ni cosa otra alguna, salvo la fama imperecedera. Solo los comprometidos con la investigación científica pueden entender los ideales de quien gustosamente se aísla del mundo durante tres años y muere en una tormenta de nieve. ¿Para qué? En busca de información meteorológica, de datos geológicos, de más luz sobre la flora y la fauna de una tierra blanca, fría y silenciosa que probablemente nunca será poblada; en dos palabras: en busca de unas cosas infinitamente alejadas de la pasión por el oro.»

Las pinturas de Altamira
«¿Por qué los artistas primitivos de las pinturas paleolíticas de Altamira prefirieron decorar los recovecos más oscuros de sus moradas en vez de practicar su arte allá donde la luz del sol les hubiera sido de ayuda? Parece probable que esas pinturas no se hicieran por amor a la belleza ni para mostrar la "buena mano" de los giottos paleolíticos, sino con fines estrictamente económicos. Eran, en realidad, unos trabajos alimentarios cuyo propósito consistía en abastecer la despensa. Según una hipótesis, los hombres paleolíticos del sur de la Galia y del norte de España creían en el poder de sus pinturas de ciervos, jabalíes, uros, caballos (considerados un manjar) y mamuts para atraer a los animales mismos.»

Avión estabilizado
«El aparato más reciente con estabilización automática es el monoplano Drzewiecki de plano retrasado (véase la ilustración), exhibido en el último Salón de París. Es del tipo Langley. Su característica más interesante es que las alas están montadas con una diferencia de tres grados. Se generan así unas fuerzas de adrizado que contrarrestan el picado y mantienen nivelada la quilla. Su diseño es el resultado de experimentos realizados en el laboratorio de aerodinámica de Eiffel.»

Febrero 1863
Una estadística horripilante
«La media de suicidios en Francia llega ya a los diez diarios. No pasa un día sin que se pueda relacionar directamente algún suicidio con la frustración vital; con la falsa moralidad que inculcan escritores perversos o ignorantes; con el fracaso de los padres en conseguir una influencia adecuada sobre sus hijos; o con unos apetitos y pasiones sin freno.»

Buenos alimentos islandeses
«En Islandia, el alimento cotidiano se compone sobre todo de pescado crudo seco y salado y de skyr. Esto último es leche que se deja acidificar y coagular, y que luego se suspende en un saco hasta que se escurre el suero. De ese modo resulta más nutritivo y saludable que la leche fresca, al ser más digestivo que esta. Quienes se aficionan al skyr lo encuentran ligero, apetitoso y agradablemente refrescante. Los shetlandeses preparan la leche de la misma manera y la llaman "leche de suero" en la primera fase y "leche colgada" cuando ya se hace skyr. Nuestra idea de que la leche agria es inane y perjudicial no es sino un prejuicio ignorante. Aquellos cuya subsistencia depende principalmente de una dieta láctea prefieren la leche agria, y las autoridades médicas respaldan esa preferencia.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.