Cortesía de Hollie Rosier, Universidad Swansea

Hollie Rosier, de la Universidad de Swansea, en Gales, estudia los pequeños granos de sal que hay en la atmósfera y el modo en que afectan a los reactores de los aviones. El grano de sal de esta imagen tiene dos milímetros de diámetro. «La sal, junto con las altas temperaturas y los gases de escape, podría acelerar la corrosión», concluye Rosier. Esta fotografía microscópica se tomó durante uno de sus experimentos y ganó no hace mucho el concurso «La investigación como arte», que su universidad celebra cada año.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.