Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Agosto de 2007
Ecología

Contaminación de las playas

El crecimiento urbanístico incontrolado a lo largo de las costas de Estados Unidos provoca un aumento de la contaminación por microorganismos patógenos.
El sinuoso e impresionante perfil del litoral estadounidense ejerce un atractivo casi religioso sobre la imaginación de los habitantes del país. Quizá sea Herman Melville quien mejor describe esa atracción en las primeras páginas de Moby Dick: "No pararán hasta llegar al límite más extremo de la tierra... Tienen que acercarse al agua todo lo que puedan sin caer dentro de ella".
En los últimos años, millones de estadounidenses han cambiado su residencia para trasladarse a zonas costeras, sobre todo al sudeste, para disfrutar de la naturaleza, un clima suave y una amplia oferta de actividades de ocio. Para nuestro infortunio, el desarrollo rápido y mal planificado está echando a perder, a un ritmo trepidante, tales encantos: crece el número de playas y fondos de asentamiento de mariscos contaminados por microorganismos patógenos procedentes de desechos animales y humanos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.