Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

La ciencia de la Red

El estudio de la Red permitirá utilizar mejor la información, impedirá la suplantación de identidades, revolucionará la industria y hará más fecunda la parte de nuestra vida que transcurre "en línea".
La eclosión de la World Wide Web --la Red-- a mediados de los noventa se ha tornado explosión. Cuenta hoy con unos 15.000 millones de páginas, que tocan casi todos los aspectos de la vida moderna. Crecen sin cesar los puestos de trabajo que dependen de la Red, que por otra parte está provocando una revolución en los medios, la banca o los sistemas sanitarios. Hay gobiernos que estudian el modo de gestionar sus países por medio de ella. En cambio, apenas se percibe que la Red es mucho más que la suma de sus páginas. Afloran en ella propiedades emergentes que están transformando la sociedad. El correo electrónico dio paso a la mensajería instantánea, que a su vez ha engendrado las redes sociales, como Facebook. La transferencia de documentos dio vida a los portales para compartir archivos, como Napster, que han evolucionado hacia sitios del estilo de YouTube, generados por los usuarios mismos. El etiquetado de contenidos está creando comunidades en línea en las que se puede compartir de todo, desde noticias sobre conciertos hasta consejos para la educación de los hijos.
No abundan quienes estudien cómo han ido tomando cuerpo todas estas propiedades emergentes, cómo ponerlas a nuestro servicio, qué nuevos fenómenos están en camino o lo que todo esto podría suponer para la Humanidad. Una nueva rama de la ciencia --la ciencia de la Red-- se propone abordar tales cuestiones. Los hitos siguen el paso de la historia: primero se construyeron las computadoras, y vinieron las ciencias de la computación. La ciencia de la Red recibió su bautismo como disciplina formal en noviembre de 2006, cuando los autores de este artículo y colegas del Instituto de Tecnología de Massachusetts y de la Universidad de Southampton anunciaron la "Iniciativa para la investigación en ciencia de la Red" (Web Science Research Initiative). Desde entonces, se han sumado a este empeño investigadores de dieciséis de las universidades más importantes del mundo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.