Cumplimiento de los acuerdos sobre control de armamentos

Las actividades militares de la Unión Soviética pueden controlarse desde Occidente a través de una amplia gama de técnicas de detección remota, entre otras, las fotografías de alta resolución tomadas desde satélites.

La reciente decisión de los Estados Unidos y la Unión Soviética de reanudar las negociaciones bilaterales sobre control de armamentos vino anunciada por declaraciones gubernamentales en las que se destacaba la necesidad de detener, si no invertir, el sentido del crecimiento de sus respectivos arsenales y sistemas de armamento. En el clima actual de mutuo recelo, resulta imprescindible que cada bando pueda, unilateralmente, constatar el cumplimiento de los términos suscritos en los acuerdos que salgan de las nuevas negociaciones. La verificación exige que cada parte disponga de medios objetivos y fiables de vigilar la actividad militar de la otra. Con ese propósito, han desarrollado un abanico amplio de sistemas de obtención de información a distancia: se trata de los, así llamados, medios técnicos nacionales de verificación.

No hay que mezclar la cuestión de la verificación con el problema legal de si la constatación de una actividad denuncia de suyo la violación del tratado, ni con el tema político de qué medidas tomar tras el descubrimiento de una violación. Pero tampoco debemos confinarla entre los asuntos estrictamente técnicos. En los Estados Unidos, la verificación se ha convertido en el tema central del recurrente debate político sobre pros y contras de los tratados firmados o propuestos sobre control de armamentos. Los contrarios a cualquier tratado argumentan que los Estados Unidos no pueden vigilar el cumplimiento soviético con la suficiente fiabilidad para mantener la integridad nacional dentro de las cláusulas del tratado, mientras que los partidarios se apoyan en el enunciado opuesto.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.