Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2014
Arqueología

Las huellas de nuestros ancestros

De: «Hominin Footprints from Early Pleistocene Deposits at Happisburgh, U.K.».
Nick Ashton et al. en PLOS ONE, Vol. 9, N.o 2, Artículo N.o e88329; Febrero de 2014

Un grupo de arqueólogos que trabajan en la costa oriental de Inglaterra han encontrado huellas de antepasados humanos que vivieron entre 780.000 y un millón de años atrás. Impresas en las marismas de un estuario y endurecidas por el paso del tiempo, representan las más antiguas conocidas más allá de África, cuna de la humanidad.

Se descubrieron a principios de mayo de 2013 en un yacimiento costero en Happisburgh. La erosión de la arena de la playa causada por el oleaje había dejado al descubierto las marismas que hasta ese momento se encontraban ocultas. El equipo tuvo que actuar deprisa y registrar las huellas antes de que también desaparecieran por la erosión. Se valieron de la fotogrametría de imagen múltiple y del escaneado láser para establecer la forma tridimensional de las marcas.

En un artículo publicado el pasado mes de febrero en PLOS ONE, Nick Ash­ton, del Museo Británico, y sus colaboradores comunicaban que el análisis de las huellas —que muestran impresiones del empeine, tercio anterior, talón y dedos de los pies de varios individuos— indica que pertenecían a un grupo de cinco individuos que caminaban hacia el sur junto a un gran río. Según el tamaño aparente de los pies, debían medir entre 0,93 y 1,73 metros, prueba de que en el grupo había adultos y niños. Calculan que la masa corporal de los adultos estaba entre los 48 y los 53 kilos.

No se sabe con exactitud qué especie primitiva dejó esas huellas, ya que no han aparecido restos humanos en el yacimiento. Pero, a juzgar por la edad de las huellas, un candidato probable es Homo antecessor, especie conocida por el yacimiento de Atapuerca y cuyas dimensiones se aproximarían a las deducidas a partir de las huellas de mayor tamaño encontradas en Happisburgh.

Happisburgh es el yacimiento más antiguo conocido en el norte de Europa con vestigios humanos. Excavaciones anteriores han descubierto allí docenas de herramientas de pedernal, que aquellas antiguas gentes podrían haber usado paras descuartizar animales o procesar sus pieles. ¿De dónde venían los individuos que dejaron las huellas y adónde iban? Quizá la continua erosión de la costa revele más indicios sobre cómo era su vida.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.