Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Estrés de la vegetación

Concepto y tipos.

El estrés en ecología se define como aquellas restricciones externas que limitan las tasas de adquisición de recursos, crecimiento o reproducción de los organismos. En la naturaleza, la splantas están expuestas a factores ambientales que limitan su desarrollo, ya sea de manera temporal o permanente. Estos factores limitantes se denominan factores estresantes o generadores de estrés.

Existen multitud de factores ambientales generadores de estrés en la vegetación. Destacan entre ellos las temperaturas extremas (estrés térmico), los niveles bajos y altos de radiación solar (estrés lumínico), la inundación y la sequía (estrés hídrico), la contaminación, la escasez de nutrientes (estrés nutricional), el exceso de sales (estrés salino) y los agentes patógenos.

Cuando una especie se encuentra sometida a niveles de estrés elevados, puede llegar a producirse su muerte, con incidencias potenciales en la propia población. A menudo, sin embargo, las plantas viven expuestas más o menos continuamente a una o más fuentes de estrés ambiental, sin consecuencias letales, aunque restringen su capacidad de adquisición de recursos, disminuyendo sus capacidades reproductivas, competitivas o ambas.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.