Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Abril de 2016
Microbiología

El juego de las bacterias

El análisis del polvo doméstico revela que la presencia de hombres, mujeres, gatos
o perros influye en la diversidad bacteriana del hogar.

Los estudios demuestran que los hombres dispersan más bacterias en derredor que las mujeres. Ahora se ha descubierto que la diversidad bacteriana presente en el hogar depende del sexo de sus moradores. La variación tiene su origen en la biología de la piel y tal vez en la talla corporal y los hábitos higiénicos, apuntan los investigadores que secuenciaron los genes del polvo acumulado sobre el cabio superior de las puertas de 1200 domicilios de todo Estados Unidos. Parece que los perros alteran más la microbiota bacteriana doméstica que las personas o los gatos. Las bacterias características de cada uno de ellos son lo bastante peculiares como para que, con un simple análisis del polvo, podamos saber con exactitud si bajo ese techo conviven más hombres que mujeres, y si también hay perros o gatos.

  Panorama2_Infografía.jpg

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.