Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 1987
Evolución

La radiación de la vida animal

Hace unos 570 millones de años los animales se diversificaron a un ritmo sin precedentes, coordinados con una nueva clase de comunidad biológica que se caracterizaba por la existencia de cadenas alimentarias complejas.

Todavía a mediados de nuestro siglo, los fósiles más antiguos que se conocían procedían en su totalidad de formaciones geológicas pertenecientes al Cámbrico; este intervalo estratigráfico comprende rocas formadas hace de 570 a 505 millones de años. Los fósiles cámbricos correspondían a faunas con planes de organización corporal similares a los de diversos animales actuales. El registro fósil planteaba, pues, un interrogante: ¿dónde estaban las formas ancestrales que habían dado origen a estos tempranos animales marinos, tan abundantes ya, avanzados y distintos? La súbita aparición de faunas fósiles en los estratos de la base del Cámbrico, y su ausencia en los del Precámbrico, convertían el límite entre ambos períodos en la división cardinal de la escala del tiempo geológico.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido faunas fósiles anteriores al Cámbrico en diversas áreas repartidas por todo el mundo. Lo que no cuestiona que fuera en ese período cuando se produjo una formidable explosión de vida. El comienzo del Cámbrico señala la primera manifestación de una gran cantidad de grupos importantes de animales. Muchos han sobrevivido hasta hoy. Otros, en cambio, son tan insólitos que no pueden ser asignados a ningún phylum conocido (llámase phylum al grupo de animales que comparten la misma organización corporal general). Aunque la mayor parte de los planes de organización corporal que se encuentran en los seres actuales hicieron acto de presencia durante el período Cámbrico, sólo una mínima fracción de los animales que habitaban entonces los mares han dado origen a organismos con representación en nuestros días. Con la ventaja que proporciona la visión retrospectiva, podemos afirmar que casi todos los demás pueden reputarse experimentos de corta vida. El período Cámbrico conoció la existencia de un porcentaje de tales grupos experimentales de animales mayor que en ningún otro intervalo de la historia de la Tierra.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.