Aumento del rendimiento y ahorro energético

El control de las fugas energéticas constituye la forma más rápida y económica de detener las emisiones de carbono.
El potencial de las medidas de eficiencia energética para mitigar la emisión de gases de invernadero resulta poco atractivo cuando se compara con opciones alternativas atrayentes: las energías renovables, la nuclear o la basada en el hidrógeno. No obstante, desarrollar una estrategia integral de aprovechamiento energético es lo más rápido y barato que podemos hacer para reducir las emisiones de carbono. Constituye una medida rentable y eficaz, como demuestran dos ejemplos recientes.
De 2001 a 2005, la fábrica de Procter & Gamble en Alemania aumentó su producción en un 45 por ciento, pero sólo creció en un 12 por ciento la energía necesaria para hacer funcionar la maquinaria y para la calefacción, refrigeración y ventilación de los edificios. Hubo más. Las emisiones de carbono permanecieron en el nivel de 2001. Este éxito se basó en un sistema eficaz de iluminación, sistemas de aire comprimido, nuevos diseños para la calefacción y el aire acondicionado, canalización de pérdidas de calor desde los compresores hacia la calefacción de los edificios y, por fin, seguimiento estricto de las mediciones de energía y de la facturación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.