Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Noviembre de 2006
Energía

Plan para estabilizar las emisiones de carbono

Impedir que las emisiones de gases de invernadero sigan aumentando es una tarea imponente, aunque no imposible. Existen ya las técnicas adecuadas y no hay tiempo que perder.
Glaciares en retroceso, huracanes más violentos, veranos tórridos y osos polares enflaquecidos: los ominosos presagios de las consecuencias del calentamiento global incitan a un cambio sin precedentes en el uso de los combustibles fósiles. Durante dos siglos se ha estado enviando a la atmósfera, con celeridad creciente, carbono que yacía bajo la superficie terrestre. Las industrias del carbón, el petróleo y el gas natural extraen en todo el mundo alrededor de siete mil millones de toneladas de carbono al año, que se queman casi en su totalidad y trasladan a la atmósfera ese elemento químico en la forma de dióxido de carbono (CO2). Ahora, está arraigando la convicción de que, aunque sea por prudencia, conviene invertir la tendencia ascendente de las emisiones de este gas.
Parece que nos acercamos al límite que separa las emisiones con consecuencias realmente peligrosas de las que sólo producen inconvenientes. La frontera coincide con una concentración de CO2 en la atmósfera cercana al doble de la que existía en el siglo XVIII, antes de iniciarse la revolución industrial. Todo aumento de la concentración trae nuevos riesgos, pero si se evita esa zona de peligro se reducirá la probabilidad de que se desencadenen cambios climáticos radicales e irreversibles, como la desaparición del casquete de hielo de Groenlandia. Hace dos años formulamos un sencillo esquema que liga las futuras emisiones de CO2 a ese objetivo.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.