Los minerales, cápsulas del tiempo

Su estudio revela el entorno en el que se formaron.

La aparición de la vida en la Tierra permitió, directa o indirectamente, la formación de casi la mitad de los tipos de minerales. Algunos, como la malaquita verde, solo adquirieron una estructura estable después de que las bacterias de la Tierra primitiva comenzaran a expulsar oxígeno. [MAURITIUS IMAGES GMBH/ALAMY STOCK PHOTO]

Tradicionalmente, la clasificación de los minerales se ha basado en su fórmula química y estructura cristalina. Pero este sistema de 200 años de antigüedad omite una consideración esencial: las condiciones en que se formó el mineral, que podrían revelar rasgos clave de la Tierra primitiva u otros planetas.

El equipo de Shaunna Morrison, del Instituto Carnegie para la Ciencia, ha descrito ahora cómo complementar el sistema antiguo al clasificar todas las vías por las que los minerales pueden crecer y transformarse. Aquí se ilustran algunos ejemplos.

 

La <strong>pirita</strong>, brillante y dorada, puede formarse mediante 21 procesos, desde la cristalización en respiraderos volcánicos hasta el crecimiento con la ayuda de bacterias. Cada uno deja su propia huella química, como trazas de contaminantes y variantes radiactivas de elementos químicos. [MAURITIUS IMAGES GMBH/ALAMY STOCK PHOTO]

El 80 por ciento de los minerales del planeta no existiría sin la presencia de agua. La forma cristalizada de esta <strong>calcita</strong> refleja niveles cambiantes de agua durante la Edad de Hielo en una cueva del sur de China. Este mineral puede formarse de al menos 17 maneras. [MAURITIUS IMAGES GMBH/ALAMY STOCK PHOTO]

Fósiles como esta <strong>amonita opalizada</strong> se desarrollan cuando una mezcla de agua y sílice impregna conchas, huesos o dientes enterrados a gran profundidad. El equipo de Morrison identificó 1900 minerales originados directamente a partir de procesos biológicos. [MAURITIUS IMAGES GMBH/ALAMY STOCK PHOTO]

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.