Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Un nuevo fármaco contra las helmintiasis

Su doble mecanismo de acción lo convierte en un tratamiento prometedor contra estas enfermedades tropicales desatendidas.

En los cultivos de gusanos Caenorhabditis elegans se ha comprobado la eficacia de un nuevo fármaco esperanzador. Mientras que en los gusanos sin tratar las curvaturas del cuerpo denotan movilidad y vitalidad (izquierda), en los tratados estas no se observan y los gusanos aparecen muertos o inmóviles (derecha, flechas). [M.a GABRIELA BLANCO]

Los helmintos son gusanos parásitos que se transmiten a través del suelo, el agua o los alimentos y afectan a los humanos, los animales y las plantas. Se distinguen dos grupos principales, según la forma del cuerpo: los platelmintos (planos) y los nematodos (cilíndricos). Todos ellos causan diversas enfermedades que tienen un impacto devastador en la calidad de vida humana y producen grandes pérdidas económicas en el sector agrícola y ganadero.

La Organización Mundial de la Salud estima que alrededor del 25 por ciento de la población mundial está infectada por helmintos transmitidos a través del suelo. Esta se concentra en las zonas tropicales y subtropicales, especialmente en el África subsahariana, América, China y Asia oriental. Más de 267 millones de niños en edad preescolar y más de 568 millones en edad escolar habitan en regiones donde existe una intensa transmisión de esos parásitos. En la mayoría de los casos, corresponden a países pobres, donde el acceso al agua potable resulta deficiente o apenas existen infraestructuras para la eliminación de desechos cloacales. Las consecuencias de las parasitosis resultan particularmente graves en los niños, dado que alteran el crecimiento, el estado nutricional, la capacidad cognitiva y el rendimiento escolar, entre otros efectos.

Pero, a pesar de la alta prevalencia de esas enfermedades, el desarrollo de fármacos antiparasitarios no es un objetivo atractivo para la industria farmacéutica. Una razón podría deberse a que, si bien los helmintos ocasionan síntomas importantes (como diarrea, dolor abdominal, anemia, debilidad), en general no representan una amenaza para la vida de la persona, lo que lleva a las grandes compañías a priorizar el desarrollo de fármacos destinados a otros ámbitos de la salud. Otra razón es que la mayoría de los países perjudicados disponen de escaso dinero e infraestructuras para poder dedicarlos al descubrimiento y la investigación de nuevas terapias.

En la actualidad, el número de antihelmínticos (fármacos contra los helmintos) disponibles resulta muy limitado. La mayoría de ellos se desarrollaron primero para uso veterinario, debido a las cuantiosas pérdidas en el rendimiento agropecuario y ganadero que estos ocasionan. Sin embargo, el uso frecuente y a veces inapropiado de estos fármacos ha generado la aparición de parásitos resistentes. La resistencia a los tratamientos es una preocupación creciente en el campo de las enfermedades infecciosas y representa una amenaza para la producción agrícola y para la salud animal y humana. A pesar de esta adversa situación, en los últimos treinta años solo se ha desarrollado un antihelmíntico: la tribendimidina. En 2013, el grupo dirigido por Shu-Hua Xiao, del Instituto Nacional de Enfermedades Parasitarias, en Shanghái, realizó ensayos clínicos con este fármaco.

Para contribuir al desarrollo de nuevos antiparasitarios, en nuestro laboratorio estamos evaluando la actividad antihelmíntica de varios compuestos derivados del imidazol. Nos fijamos en él porque varios de sus derivados presentan importantes propiedades farmacológicas: entre ellas, actividad antivírica, antibacteriana e incluso anticancerosa. De modo que nos propusimos averiguar si también permitía tratar las enfermedades provocadas por helmintos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

También te puede interesar

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.