Vacunas contra el sida

¿Dispondremos pronto de alguna que sea eficaz contra el sida?
Nadie se imaginaba que las cosas iban a ser tan difíciles. Cuando el VIH, virus responsable del sida, se identificó en 1984, Margaret M. Heckler se hallaba al frente del Departamento de Salud y Asistencia Social de los Estados Unidos. En su ingenuidad, predijo que habría una vacuna en el plazo de dos años.
Han pasado veinte años desde que irrumpió la pandemia. Suman ya, repartidos por todo el planeta, 40 millones los afectados. A tres millones de fallecidos se elevó el recuento del año pasado. Si bien se dispone ya de varias vacunas potenciales contra el sida en diferentes etapas de ensayo clínico, por el momento ninguna parece responder a la promesa primera. Una y otra vez, los investigadores han venido cosechando resultados que se creían esperanzadores, para terminar dándose de bruces con el muro infranqueable de la realidad. Dos años atrás, era todavía frecuente oírles confesar en privado que ellos no verían el día en que se lograra una vacuna, siquiera aportase una protección parcial.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.