de «Cell longevity and sustained primary growth in palm stems», por P. Barry Tomlinson y Brett A. Huggett, en American Journal of Botany, Vol. 99, N.o 12, Diciembre de 2012

Los pinos, que pueden crecer durante miles de años, son los árboles vivos más antiguos que existen. Los científicos, sin embargo, han descubierto que las palmeras pueden ser más longevas, al menos a nivel celular. Un artículo reciente publicado en la revista American Journal of Botany explica que la mayoría de los árboles experimentan una fase de crecimiento secundaria, en la que se sustituyen tejidos funcionales por células más jóvenes, pero las palmeras no. Las células de una palmera, vistas en esta micrografía de un ejemplar del género Veitchia, perduran a lo largo de toda la vida del árbol, que puede estar entre los 100 y los 740 años.

Esta sección transversal de 1,5 milímetros de ancho de un haz vascular (centro rojo y verde) se encarga de transportar agua, minerales y nutrientes por el tronco. Se pueden encontrar miles de estos haces en cada nivel de la palmera, funcionando sin interrupción para mantener su crecimiento.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.