Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

  • 18/01/2019 - AGRICULTURA

    Las especies silvestres de café, amenazadas

    Su extinción, impulsada por el cambio climático y la deforestación, pone en peligro la viabilidad de las variedades comerciales.

  • 17/01/2019 - envejecimiento

    Nuestro ADN sabe cuántos años viviremos

    La identificación de ciertas variantes en el genoma permitiría predecir si una persona presentará mayor o menor esperanza de vida que la media de la población

  • 16/01/2019 - Oceanografía

    El cambio climático energiza las olas

    Cuanto más calientes estén los mares, más potentes serán en general las olas. Esta es una consecuencia inesperada del cambio climático. Sin embargo, ante Europa la tendencia apunta en sentido contrario.

  • 16/01/2019 - Envejecimiento

    Los insectos también envejecen

    Del mismo modo que los humanos, los grillos de campo sufren un deterioro físico a lo largo de la edad adulta, a pesar de vivir unas semanas.

  • 15/01/2019 - aprendizaje automático

    ¿Una nueva forma de inteligencia artificial?

    Los investigadores presentan un nuevo modelo de aprendizaje automático que en vez de a las capas de las redes neuronales profundas recurre a una «caja negra» que resuelve ecuaciones diferenciales.

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Diciembre 2010Nº 411

Energía

Hojas artificiales

Es posible que el combustible definitivo no proceda ni de cereales ni de algas, sino directamente del sol.

Menear

La conferencia que acaba de pronunciar Nathan S. Lewis sobre la crisis energética, cargada de resonancias apocalípticas, ha sido tan sobrecogedora como estimulante. Este químico del Instituto de Tecnología de California sostiene que, para evitar los efectos del calentamiento global, hacia 2050 nuestra civilización debería generar potencias de más de 10 teravatios (1 Tw = 1012 vatios) mediante energías "limpias" que no conlleven emisiones carbónicas. Esta cifra triplica con holgura la demanda energética actual de Estados Unidos, cuyo promedio anual ronda los 3,2 Tw. La explotación hidroeléctrica de todos los ríos, lagos y cursos de agua del planeta, señala Lewis, sólo permitiría generar unos 5 Tw. Mediante la energía nuclear sí se podría alcanzar tal objetivo, aunque para ello el mundo debería construir un reactor nuevo cada dos días durante los próximos 50 años.

Antes de que los oyentes caigan en el desánimo, Lewis explica que hay una vía de salvación: cada hora, el sol derrama sobre la tierra más energía de la que toda la humanidad utiliza en un año. Mas, para salvarnos, serán necesarios enormes progresos en las técnicas de producción de combustibles: hojas artificiales que capturen los rayos solares y los conviertan allí mismo en combustibles químicos, como hacen los vegetales. En lugar del petróleo o el gas natural, ese combustible nos servirá para propulsar nuestros automóviles, crear calor o generar electricidad, y podremos almacenarlo para utilizarlo cuando se ponga el sol.

Puede conseguir el artículo en: