Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

¿Por qué nos mareamos?

La causa podría hallarse en un control postural deficiente.
david SACks Getty Images
Para evitar posibles escenas desagradables, a los estudiantes se les prohíbe comer durante las cuatro horas anteriores al experimento. Una vez en la sala, se suben a una plataforma y fijan la mirada en un mapa de EE.UU. Entonces las paredes comienzan a desplazarse hacia delante y hacia atrás, apenas 1,8 centímetros en cada ciclo. Pero, para ciertas frecuencias, el movimiento provoca una sensación de tirón que comienza en alguna parte del cerebro y que, de manera misteriosa, acaba llegando al estómago. Antes de que se manifiesten los efectos del mareo, los sujetos suelen pedir clemencia.
Llegados a ese punto, muchos estudiantes pensarán que el crédito que recibirán por participar en la "casa de los horrores" sensorial de Thomas Stoffregen quizá no valga la pena. Sin embargo, para este psicólogo de la Universidad de Minnesota, cada alumno representa un dato más que, en su opinión, ayudará a invalidar el dogma sobre la causa de la cinetosis, el mareo característico de los viajes en barco, avión o autobús. Si está en lo cierto, sus conclusiones mostrarán nuevas maneras de identificar a las personas propensas al mareo antes de que aparezcan las náuseas. Y puede que proporcione a los diseñadores de simuladores o videojuegos métodos para que potenciales jugadores sensibles a los mareos continúen al control de los mandos.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.