Las hormonas vegetales

Las hormonas vegetales son mensajes o señales químicas que las células utilizan para modular su desarrollo y adaptarlo a las condiciones medioambientales.

A lo largo de la evolución, las células, en un principio independientes, se asociaron en complejos pluricelulares, que, con el transcurso del tiempo, constituyeron los organismos superiores. La actividad de estos últimos se repartió en tejidos y órganos gracias a la modificación estructural de grupos de células y a su especialización en diferentes funciones.

Esta nueva estructuración planteó la necesidad de un desarrollo armónico en el espacio y en el tiempo. Se requirió también la coordinación de la actividad celular en el seno de las nuevas estructuras. Para ello, cada una de las células debía tener información procedente de las otras y asimilar la información aportada por el entorno. Había que crear señales informativas intercelulares. Y se recurrió a moléculas capaces de desencadenar reacciones, o respuestas, en las células receptoras. Estas moléculas, descubiertas inicialmente en el mundo animal, recibieron el nombre de hormonas (del término griego que designa la acción de ponerse en movimiento). Su síntesis, degradación o simple variación de concentración, en determinadas células, actúan de señales cuyo significado lo captan e interpretan otras, que poseen receptores activos de dicha información.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.