Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Diciembre 1991Nº 183

Química

Fullerenos

Estas moléculas constituyen la tercera forma del carbono puro (las otras dos son el diamante y el grafito). El arquetipo de los fullerenos, conocido como C60, es la molécula más redonda que puede existir.

Menear

En mayo de 1990, Wolfgang Kratschmer y su alumno Konstantinos Fostiropoulos, del Instituto Max Planck de Física Nuclear en Heidelberg, mezclaron cuidadosamente unas gotas de benceno con una muestra de hollín de carbón preparado al efecto. El disolvente incoloro se volvió rojo.

Mostrando una gran excitación, telefonearon a sus colaboradores Donald Huffman y Lowell Lamb, de la Universidad de Arizona en Tucson, quienes repitieron inmediatamente el mismo experimento. La excitación siguió creciendo con las comunicaciones diarias entre ambos grupos, por teléfono y fax, intercambiando los resultados de diferentes mediciones del material: sus espectros infrarrojo y ultravioleta, su espectro de difracción de rayos X y su espectrógrafo de masas. Todos los valores obtenidos en estas medidas coincidían con los predichos para el "buckminsterfullereno", un microagregado constituido por 60 átomos de carbono.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados