Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Mayo de 2006
Ingeniería

Toma ultrarrápida de imágenes de ondas de choque, explosiones y disparos

Nuevas técnicas de vídeo digital, combinadas con técnicas clásicas de toma de imágenes, ofrecen visiones inéditas de las ondas de choque.
Aunque hace más de un siglo que se conoce el fenómeno de las ondas de choque, aún no se sabe todo sobre ellas. Responden del fragor del trueno, del estampido de las armas de fuego, del estruendo de los fuegos artificiales o de la onda expansiva de una explosión química o nuclear. Pero son algo más que ruidos fuertes. Las ondas acústicas pueden considerarse parientes pobres de las ondas de choque en el aire: ambas son ondas de presión, aunque no una misma cosa.
Las ondas de choque tienen gran importancia en la física e ingeniería modernas, las operaciones militares, el procesado de materiales y la medicina. Su estudio nos ha enseñado mucho acerca de las propiedades de los gases y de las reacciones de los materiales cuando reciben inyecciones bruscas de energía; ha contribuido también al desarrollo de los láseres de gas y al estudio de la dinámica de plasmas.
Los recientes ataques terroristas con artefactos explosivos improvisados han realzado la importancia de investigar a fondo las explosiones y sus ondas de choque. El estudio de estas ondas, que tan destructoras pueden ser, nos facilita la cuantificación de las explosiones que las originan y permite mejorar la resistencia de edificios y aviones ante su embestida.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.