Nuevos métodos de administración de fármacos

En su aplicación, el fármaco debe recorrer un largo camino desde el frasco de las pastillas hasta que mitiga el dolor o alcanza el foco de infección. Se buscan procesos novedosos para que la medicina llegue intacta allí donde se precisa.
El sencillo acto de tomar una pastilla es el principio de un tortuoso laberinto para el medicamento. Debe superar en primer lugar el estómago y llegar intacto al intestino, para luego atravesar la pared intestinal antes de alcanzar la circulación sanguínea. Instalado aquí, el hígado hará de filtro antes de permitir que el fármaco continúe su viaje por el resto del cuerpo. En las sucesivas estaciones, el compuesto deberá resistir los ácidos gástricos, vencer membranas de barrera o defenderse de enzimas diseñadas para trocearlo en fragmentos inservibles.
Los laboratorios farmacéuticos han ideado soluciones parciales que allanen el camino de los compuestos hasta su destino. Pero no son aplicables a todos los medicamentos. Una de las estrategias consiste en recubrir las píldoras de una coraza resistente a los jugos gástricos, que se disuelve cuando alcanza el intestino delgado, más alcalino. Aun así, los medicamentos basados en proteínas (como es el caso de la mayoría de los productos sintetizados con biotecnología) deberán evitar también la actividad de las proteasas, enzimas que actúan directamente sobre las proteínas y las digieren. Se puede proteger a las píldoras con sustancias específicas (inhibidores de las proteasas) para facilitar su supervivencia; ello, sin embargo, dificulta el paso a través de la pared intestinal. Las píldoras con este recubrimiento resultan demasiado grandes para penetrar en la sangre con la misma facilidad con que lo hacen los medicamentos corrientes que, en general, se componen de micromoléculas. Los revestimientos limitan, asimismo, el control sobre la farmacocinética del medicamento, esto es, la velocidad con que llega al torrente circulatorio y el tiempo que permanece almacenado en órganos y tejidos. Un fármaco puede resultar tóxico tanto si alcanza grandes concentraciones en sangre demasiado rápido, como si permanece en ella demasiado tiempo. Por el contrario, puede tornarse ineficaz si se demora su entrada en la circulación.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.