Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

SCIENTIFIC AMERICAN, VOL. CXI, N.o 1, 4 de julio de 1914.

Julio 1964
Videófonos
«Este mes ya debería ser posible comunicarse desde Nueva York, Chicago o Washington con las otras dos ciudades mediante telefonía televisiva. Para ello, el usuario se servirá del videófono, aparato desarrollado por la American Telephone and Telegraph Company, que lo describe como "el primer sistema telefónico visual con dial que genera una imagen aceptable y se ha fabricado dentro de unos márgenes económicamente viables". Un modelo de sobremesa comprende una cámara y una pantalla de 4,5 pulgadas de ancho por 5,5 pulgadas de alto. Según la compañía, no cabe esperar que, por ahora, pueda dotarse de este servicio a hogares ni oficinas. Una de las razones es que la transmisión de imágenes requiere un ancho de banda de una capacidad equivalente a 125 teléfonos de solo voz.»

Chimpancés que construyen herramientas
«Jane Goodall, de la Universidad de Cambridge, describe en Nature sus observaciones, realizadas durante tres años en una reserva de Tanganica, sobre la construcción y empleo de herramientas por parte de chimpancés salvajes. La conducta que advirtió con mayor frecuencia fue la de despojar de sus hojas a ramitas de quince a treinta centímetros de largo mediante las manos o los labios. Esas ramitas las empleaban luego los animales a modo de sondas que empujaban por los orificios de los termiteros. Cuando las sacaban se comían los insectos que se habían agarrado a ellas. Era frecuente que los más jóvenes contemplaran lo que hacían los mayores para imitarlos. Concluye la investigadora que la población de chimpancés de la reserva transmite de una generación a la siguiente una serie de tradiciones culturales primitivas.»

Julio 1914
¿Cuán poderosa es la pluma?
«Este año tiene lugar una pacífica competición entre pueblos en pro de la civilización y el bien de la humanidad. La Exposición Internacional de Librería y Artes Gráficas en Leipzig podría muy propiamente calificarse de simposio de la educación humana. Se despliega allá, ante nuestros ojos, la historia de la cultura y la historia del hombre mismo. Se ofrece una valiosa información acerca de la evolución intelectual de los países; la ascensión desde las tinieblas, la superstición y la ignorancia hacia la luz y la alegría, la educación, el saber y el entendimiento.»

Secadora de manos eléctrica
«Agita al país el movimiento por la eliminación de la toalla común o de rodillo, al ser esta considerada una amenaza para la salud pública. A la toalla común le sucedió la de papel. Ahora el último grito de las innovaciones económicas y sanitarias es la "toalla de aire" usada en los lavabos públicos del Edificio del Distrito en Washington (D.C.). Se trata de una secadora de manos eléctrica, un invento de John M. Ward [patente n.o US1108285A], director del edificio. El aparato se compone de un ventilador que impulsa aire a través de un elemento calefactor hacia unos conductos y deflectores adecuadamente situados.»

Automóviles de artesanía
«Una empresa francesa de manufactura de automóviles construye las carrocerías mediante un novedoso procedimiento de enyesado; o acaso deberíamos decir de modelado, pues requiere una destreza mayor que la del estuquista común. El armazón del vehículo se hace de madera y sobre el mismo se clava un reticulado de alambre, tal como se muestra en la ilustración. El modelist a empieza entonces su labor con la paleta y el palustre, embadurnando la red de alambre con el material plástico. Una vez fraguado el revestimiento, puede desbastarse con un cepillo y lija, como si fuera madera. Se afirma que con este nuevo proceso se consiguen unas carrocerías muy livianas y duraderas.»

Julio 1864
El trigo de las momias
«Según una creencia popular, el trigo hallado en los antiguos sepulcros de Egipto no solo germinaría tras el lapso de tres mil años, sino que produciría unas espigas de un tamaño y una belleza extraordinarios. Hay dudas sobre la cuestión; pero el informe de Antonio Figari-Bey, dirigido al Instituto Egipcio de Alejandría, parece contradecir esa idea. Uno de los tipos de trigo que Figari-Bey empleó en sus experimentos había sido hallado en el Alto Egipto, en el fondo de una tumba de Medinet Habu. La forma de los granos no había cambiado, pero el color, tanto por dentro como por fuera, se había tornado rojizo, como si hubieran estado expuestos a humo. Al noveno día de haberlos sembrado en tierra húmeda se habían descompuesto por completo, sin que pudiera descubrirse ni la menor traza de germinación.»

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.