Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Julio de 2014
Biogeografía

¿Qué mecanismos regulan la distribución de la biodiversidad?

El ADN mitocondrial revela que las diferencias entre comunidades biológicas distantes se deben, sobre todo, a las limitaciones en la dispersión de individuos.

ALEXANDRE PORTHEAULT

Conservar la biodiversidad es —o debería ser— una de las prioridades de nuestra sociedad. Para ello resulta esencial comprender los procesos que la generan. En este sentido, uno de los fenómenos que más contribuye a la diversidad de especies total es la heterogeneidad de las comunidades biológicas (conjunto de especies que vive en un lugar), que son distintas en función de la localidad que habitan.

La variación en la presencia de unas u otras especies en las comunidades biológicas viene determinada, en gran medida, por la distancia: a mayor separación entre dos enclaves, más diferentes son sus comunidades biológicas. ¿A qué se debe este patrón de descenso de la similitud biológica con la distancia geográfica? Esta es la cuestión que abordamos en un estudio que publicamos el año pasado en Nature Communications, en colaboración con el equipo de Alfried Vogler, del Museo de Historia Natural de Londres.

Teorías contrapuestas
Explicar por qué las comunidades biológicas son más diferentes cuanto más alejadas se encuentran no es tan sencillo como pudiera parecer a primera vista. De hecho, se han propuesto dos hipótesis contrapuestas para explicar este fenómeno.

La primera, la teoría del nicho ecológico, postula que las condiciones ambientales son las responsables de que una especie pueda vivir o no en un lugar. Las localidades próximas, al ofrecer condiciones ambientales similares, favorecen la presencia de las mismas especies. Por contra, las localidades más alejadas presentan mayores diferencias entre sus ambientes y, por tanto, también entre las especies que pueden habitar allí.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.