Un nuevo maglev

El modelo Inductrack promete ser un sistema más seguro y económico para trenes de levitación magnética. Su base técnica permite aplicarlo al lanzamiento de cohetes.
El cuento del “Príncipe Ahmed y el Hada” nos relata en las Mil y una noches el vuelo de aquél sobre una alfombra mágica, sustentada por fuerzas invisibles. La versión moderna de la alfombra es un tren levitado por fuerzas magnéticas. El maglev, así se llama, podría desplazarse más deprisa y con mejor rendimiento que los trenes porque no se apoya en raíles de acero, sino en el aire. La idea nació a finales de los sesenta. Gordon T. Danby y James R. Powell, del Laboratorio Nacional de Brookhaven, propusieron utilizar bobinas superconductoras para producir los campos magnéticos que levitarían los trenes. Durante las décadas siguientes se construyeron maglevs para demostraciones en Alemania y Japón. Mas, pese al atractivo de una técnica que promete viajes suaves como la seda a velocidades de hasta 500 kilómetros por hora, todavía no se ha construido ningún sistema maglev a plena escala para explotación comercial.
Por varias razones. De entrada, los maglev probados hasta la fecha son mucho más caros y complejos que los ferrocarriles. El sistema japonés, por ejemplo, requiere instalar en los vagones un equipo criogénico muy costoso para enfriar las bobinas superconductoras; para funcionar correctamente, han de permanecer éstas a temperaturas inferiores a cinco kelvin. El maglev alemán utiliza electroimanes clásicos, no superconductores; ahora bien, al no fundarse en la repulsión, sino en la atracción magnética, el sistema resulta en sí mismo inestable. Cada vagón del tren debe entonces incorporar sensores y circuitos de realimentación para mantener la separación entre los electroimanes del vagón y la vía. Además, ninguno de los dos sistemas es inmune al fallo. Basta cualquier interrupción de los circuitos de control de los imanes o de los sistemas de potencia para provocar una repentina pérdida de levitación con el tren en marcha. Aunque podemos reducir al mínimo los riesgos de un fallo de este tipo, siempre supondrá un nuevo aumento del coste y la complejidad.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Contenidos relacionados

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.

Responsable: Prensa Científica, S.A. Finalidad: enviarle por correo electrónico los boletines que haya solicitado recibir. Derechos: tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir sus datos, así como a otros derechos, como se explica en la información adicional y detallada que puede consultar en nuestra Política de Privacidad.