Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2010
Neurociencia

Circuitos defectuosos

La neurociencia está revelando las conexiones neurales defectuosas que dan lugar a los trastornos psicológicos. Los psiquiatras deberán reconsiderar las causas de las enfermedades mentales.
PRECISION GRAPHICS
Históricamente, en la mayoría de las áreas de la medicina, los médicos han tratado de averiguar las causas que originan la enfermedad antes de diseñar un tratamiento. En el pasado, sin embargo, y ante la imposibilidad de detectar la causa física de los trastornos mentales o conductuales, se asumía que el problema era exclusivamente "mental" y se aplicaba una terapia psicológica. Mas hoy en día, los planteamientos basados en la biología moderna, la neurociencia y la genómica están sustituyendo a casi un siglo de teorías puramente psicológicas, dando lugar a nuevas estrategias para combatir las enfermedades mentales.
En la actualidad se admite que muchas enfermedades antiguamente clasificadas como "mentales" cuentan en realidad con una causa biológica: en el autismo, por ejemplo, el origen obedece a una anomalía en las conexiones neuronales que, con frecuencia, es atribuible a mutaciones genéticas; la esquizofrenia se considera y se trata hoy en día como un trastorno del desarrollo del cerebro. Sin embargo, la gente e incluso gran número de facultativos se han mostrado reacios a la hora de aceptar que determinadas enfermedades como la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) o el trastorno por estrés postraumático (TEPT) también podrían ser trastornos fisiológicos del cerebro.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.