Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Junio de 2010
Efecto invernadero

Confinamiento del carbono

Absorber el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de las chimeneas y depositarlos bajo tierra constituye una técnica clave para combatir el cambio climático. Pero, ¿cuál es el mejor lugar para almacenar el CO2?

GETTY IMAGES

Absorber el dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero de las chimeneas y depositarlos bajo tierra constituye una técnica clave para combatir el cambio climático. Pero, ¿cuál es el mejor lugar para almacenar el CO2? Estudios recientes indican que una de las mejores opciones sería la roca volcánica junto a la costa este de los Estados Unidos.
El basalto no sólo almacena el CO2, sino que además forma, a partir del mismo gas y en un período de tiempo corto, rocas carbonatadas (piedra caliza). Asimismo, el basalto costero tiene el beneficio añadido de hallarse cubierto por el océano, que actúa como una segunda barrera de protección contra las fugas de CO2.
Las investigaciones dirigidas por David S. Goldberg, de la Universidad de Columbia, ya habían mostrado la existencia de basalto bajo el océano frente a la costa oeste, en la zona de California, Oregón y Washington. El trabajo más reciente de su grupo, publicado en el número en línea del 4 de enero de Proceedings of the National Academy of Sciences USA, ha localizado extensos depósitos de basalto al este de EE.UU, frente a las costas de Georgia, Massachusetts, Nueva Jersey, Nueva York y Carolina del Sur. Una formación cercana a Nueva Jersey contendría hasta mil millones de toneladas métricas de CO2. No hay que olvidar, sin embargo, que se emiten un total de más de 30.000 millones de toneladas métricas de CO2 al año.
Si se demostrase que el CO2 permanece bajo tierra (se están llevando a cabo experimentos en ese sentido frente a las costas de Oregón y en Islandia), el basalto ganaría importancia, dado que se halla muy extendido en el planeta: las trampas de basalto siberianas y las llanuras del Decán, en la India, ofrecen una buena muestra de ello.

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.