Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Octubre 2018Nº 505
Historia de la ciencia

Historia de la ciencia

Cien años de Espacio, tiempo y materia

Figura clave en el desarrollo de la física del siglo XX, el matemático Hermann Weyl supo conjugar física, matemáticas y filosofía en un diálogo multidisciplinar.

Menear

Aunque tal vez no se encuentre entre los más conocidos por el gran público, Hermann Weyl (1885-1955) fue una de las figuras más importantes de la física del siglo XX. Son esenciales sus contribuciones a la fundamentación de la mecánica cuántica, la comprensión del continuo matemático o el uso de la teoría de grupos de simetría en física. Tanto es así que, hoy, sus obras siguen ofreciéndonos la posibilidad de ampliar nuestro conocimiento de las teorías físicas y del universo en que vivimos. Este año hemos celebrado el centenario de Espacio, tiempo y materia, una obra ya clásica que ha dado pie a numerosos trabajos posteriores y a una nueva interpretación de las teorías físicas a partir del concepto de Eichinvarianz: «invariancia de escala», en una posible traducción literal, o «invariancia gauge», en lenguaje técnico.

Las teorías gauge proporcionan un marco unitario para la descripción de las teorías cuánticas de campos. El modelo estándar de las partículas elementales, el cual describe tres de las cuatro interacciones fundamentales de la naturaleza y todas las partículas elementales conocidas, es de hecho una teoría gauge. En la formulación de este tipo de teorías resulta imprescindible el uso de grupos de simetría (conjuntos de transformaciones matemáticas que, aplicadas a las ecuaciones fundamentales, las dejan invariantes), que en el caso del modelo estándar son los grupos denominados SU(3), SU(2) y U(1). Fue precisamente Weyl quien conectó la idea de Eichinvarianz a los grupos de simetría y quien la aplicó a la electrodinámica cuántica en 1929.

Puede conseguir el artículo en:

Artículos relacionados