Cosmología cuántica y creación del universo

Aplicando la mecánica cuántica al conjunto del universo los cosmólogos esperan ver más allá del propio instante de la creación.

Muchos de nosotros al contemplar el firmamento en una noche clara nos hemos preguntado por el origen de todo ese esplendor. Durante siglos esta pregunta, debatida por filósofos y teólogos, sobrepasaba el alcance de la investigación científica, y sólo en esta centuria se han elaborado teorías de vigor y sutileza suficientes para proporcionar una imagen plausible del propio comienzo del universo. Explorando hacia atrás en el tiempo la teoría de la relatividad general de Einstein, los investigadores dedujeron que el universo surgió de una única región increíblemente pequeña, densa y caliente. Los sucesos ocurridos a partir de entonces, incluyendo la formación de la materia, así como su condensación en galaxias, estrellas, planetas y sistemas químicos, resultan adecuadamente descritos mediante la cosmología convencional.

No obstante, los conceptos convencionales son incompletos, y no logran explicar, ni siquiera describir, el origen último del universo. La más extrema extrapolación hacia atrás en el tiempo reduce el universo a un tamaño tal que exige recurrir a ese otro enfoque esencial de la física moderna que es la teoría cuántica, con el problema que supone armonizar esta teoría con la relatividad general: maridaje forzado que no ha llegado a consumarse y que sigue siendo una de las grandes cuestiones pendientes de la física.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.