Ecosistemas microbianos antárticos

Algunos organismos disponen de interesantes estrategias adaptativas que permiten su supervivencia en unas condiciones ambientales inalcanzables para la mayoría de los seres vivos.

Desde comienzos de la década de los ochenta, se advierte en la prensa diaria un obvio interés hacia sucesos ocurridos en la Antártida. Así ha podido el público profano conocer gradualmente distintos aspectos de esta región, enigmática y lejana, de la Tierra. El contenido informativo es amplio. Salen a la palestra las cuestiones políticas, como las relacionadas con la revisión del Tratado Antártico, recientemente firmado, o el establecimiento de bases por organizaciones privadas o no gubernamentales. Las más llamativas, quizá, las noticias que divulgan la enorme riqueza protegida bajo los hielos: reservas de petróleo y minerales de elevado valor.

Poco a poco, con especial intensidad desde los últimos años, se han ido abriendo paso las informaciones concernientes a los trabajos llevados a cabo por grupos de científicos desplazados hasta aquel continente. Se aportan resultados obtenidos in situ, pero se recogen también otros conseguidos a través de muestras que se han trasladado hasta laboratorios especializados. Por citar ejemplos que estén en la mente de todos, recordaremos el problema del agujero de ozono, el posible aumento del nivel de las aguas como consecuencia del efecto invernadero, que desencadenaría una auténtica catástrofe en las costas occidentales antárticas, o el que trata de la esperada analogía geológica y paleontológica entre el continente antártico y los continentes vecinos.

Contenidos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.