Lo que "vio" Colón en 1492

Cuando Cristóbal Colón llegó al Nuevo Mundo, venía provisto de un amplio acervo de ideas preconcebidas que condicionaron en grado determinante su percepción del país y de sus habitantes.

El año pasado, en que se cumplió el Quinto Centenario del primer viaje de Cristóbal Colón, dio ocasión a un buen número de reflexiones sobre el verdadero significado de la gesta del Almirante. Muchos resaltaron que el "Nuevo Mundo" encontrado por Colón era en realidad un mundo antiguo, habitado desde hacía mucho tiempo por una población autóctona dotada de muy diversas culturas. Pero también puede hablarse de un "viejo mundo" en otro sentido algo menos obvio: la percepción de Colón sobre las tierras que descubrió estaba profundamente determinada por sus ideas preconcebidas. En este sentido, sus reacciones fueron las de una persona que se enfrenta a una realidad que presiente, pero no le resulta familiar, algo así como las de un explorador que busca países desconocidos o del científico que trata de sondear los misterios de la naturaleza. Ciertas ideas procedentes de la Biblia, de relatos de anteriores aventureros, de cartógrafos y del sentir general influyeron a su manera en la interpretación de los "descubrimientos" colombinos.

La mayor parte de la información de que disponemos acerca de las ideas de Colón sobre el Nuevo Mundo está contenida en dos documentos: el diario y una carta. Contra los hábitos normales de los marinos de su tiempo, Colón llevó un registro regular, día a día, de su viaje de 1492. Pudo haber sido quizás el primer navegante que se tomó ese trabajo. A su regreso a España, presentó el Diario a su patrocinadora, la reina Isabel, que mandó hacer una copia para el Almirante, quedándose ella misma con el original. Aunque ambos manuscritos han desaparecido, Fray Bartolomé de Las Casas, cronista y misionero defensor de los indios, realizó su propia versión del texto de Colón (en parte transcribiéndolo, en parte resumiéndolo), en un manuscrito que es el que realmente se conserva. Las Casas, que fue el primer clérigo ordenado en el Nuevo Mundo, dedicó el resto de su vida a la causa de los indígenas y predicó contra su esclavización.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.