Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 1985
Medicina

Enfermedad de Alzheimer

Cada año, causa la demencia y una muerte lenta en centenares de miles de personas. Nadie conoce su origen o cómo detener su curso. Los investigadores centran su atención en seis modelos de la enfermedad.

Cada año, cientos de miles de ciudadanos comienzan a perder su capacidad para recordar si han apagado la estufa o cerrado la puerta de casa. Se les hace difícil nombrar los objetos familiares, encontrar la palabra adecuada o hacer el saldo de un talonario de cheques. Su aspecto es saludable y no presentan signos de déficit neurológico evidente ni depresión grave, de accidente vascular cerebral, tumor cerebral o ningún otro específico que pueda dar lugar a tales síntomas. Sin embargo, se hallan muy enfermos. De tres a 10 años después estarán gravemente demenciados, es decir, privados de su razón. Serán incapaces de hablar, pensar o cuidar de sí mismos, y con el tiempo fallecerán de alguna complicación de las que afectan a los enfermos encamados.

La mayoría de esos individuos son ancianos, pero sus síntomas no son el resultado del propio envejecimiento. Padecen la enfermedad de Alzheimer. En vida del paciente, el diagnóstico es sólo hipotético: no se ha logrado establecer un patrón propio de anomalías del comportamiento y no se conocen análisis de laboratorio satisfactorios, aparte de una biopsia del cerebro. Sin embargo, en la autopsia aparecen lesiones cerebrales muy características.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.