La fuerza mecánica de la evaporación

Un coche de juguete se mueve gracias a la energía de la transformación del agua en vapor.

El primer vehículo movido por la evaporación está correteando estos días por una mesa de laboratorio de la Universidad de Columbia. Pesa cien gramos y lo impulsan unas tiras, recubiertas de esporas, que, según van pasando por entornos de humedad diferente, se expanden y contraen como pequeños músculos. De momento puede llevarle diez minutos recorrer una mesa, pero los biólogos, químicos e ingenieros del proyecto creen que con mejoras el motor podría dar energía a una gama muy variada de artilugios, entre ellos sistemas robóticos y generadores. Por ahora no van a lo grande: otro prototipo alimenta dos diminutas luces de ledes.

 

Esquema-apunte4.jpg

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.