Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Diciembre de 2018
Investigación

Una mirada autocrítica

NEIL WEBB

En síntesis

Para poder eludir las corrientes anticientíficas, los investigadores deben fortalecer su labor desde dentro.

La ineficiente financiación de la investigación conlleva a menudo malos resultados. Demasiados estudios se desbaratan al someterlos a examen o no superan las pruebas de reproducibilidad.

Otro punto débil es la falta de interdisciplinariedad. Y demasiados investigadores trabajan aislados de expertos de otras disciplinas con intereses comunes.

Sea o no cierto que se esté fraguando una verdadera «guerra contra la ciencia», un millón de defensores del conocimiento basado en pruebas fehacientes se sintieron lo bastante amenazados como para participar en la Marcha por la Ciencia celebrada en 2017 en todo el mundo. El presidente Donald Trump ha calificado el calentamiento global de farsa y su Gobierno ha cancelado, paralizado y desprovisto de financiación las labores científicas destinadas a salvaguardar el ambiente y la salud pública. Además, la negación del cambio climático no se limita a EE.UU., y decenas de países han prohibido el cultivo de organismos modificados genéticamente pese a demostrarse que esas variedades son tan inocuas como las cultivadas de forma tradicional.

Existen numerosas formas de contraatacar, como la mejora de la educación, la divulgación y una reforma política. Pero la ciencia debe afrontar también sus propios retos, como una financiación apropiada, la promoción de los científicos jóvenes, la obtención de unos resultados reproducibles o el fomento de la interdisciplinariedad. Algunas soluciones creativas se vislumbran prometedoras en esos frentes, pero la propia ciencia debe fortalecerse para resistir el ataque actual.

Otros artículos del informe especial Estado de la ciencia global 2018

Replantear la financiación

    • John P. A. Ioannidis

Hacia una ciencia interdisciplinaria

    • Grahan A. J. Worthy
    • Cherie L. Yestrebsky

Puedes obtener el artículo en...

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.