Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarle el uso de la web mediante el análisis de sus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de cookies .

Actualidad científica

Síguenos
  • Google+
  • RSS
  • Investigación y Ciencia
  • Julio 2018Nº 502
Apuntes

Psicología

Gratuito

El origen de la vista de lince

La destreza de una persona para fijarse en los detalles parece emanar de una única facultad perceptiva.

Menear

Según un nuevo estudio, nuestra aptitud para ver cosas que aparecen fugazmente, en entornos atestados o fuera de nuestro foco de atención estaría determinada por un único rasgo, la «capacidad perceptiva», la cual sería propia de cada persona. Los investigadores afirman que, en un futuro, el hallazgo podría ayudar a predecir científicamente el rendimiento de un individuo en trabajos que requieran una gran capacidad de observación.

Joshua Eayrs y Nilli Lavie, psicólogos del Colegio Universitario de Londres, propusieron a un grupo de participantes una serie de tareas visuales. Una de ellas medía su pericia a la hora de calcular el número de objetos que aparecían en una pantalla durante una décima de segundo, una habilidad conocida como «subitización». Otras evaluaban la facultad para percibir pequeñas diferencias entre dos escenas del mundo real; para detectar un cambio que se produce en el borde de la pantalla mientras uno se está fijando en el centro; así como para seguir varios puntos que se mueven entre otros que permanecen estáticos.

Según el artículo que describe los resultados, publicado el pasado mes de marzo en Journal of Experimental Psychology: Human Perception and Performance, aquellos sujetos que destacaban en la subitización tendían a realizar mejor las demás tareas. «Se trata del primer estudio que establece el rasgo de la capacidad perceptiva», explica Lavie. «Es una habilidad importante que [determina] cuánta información podemos procesar cuando hay mucha a nuestro alrededor.»

En teoría, el rendimiento en cualquier tarea —no solo las estudiadas— que dependa de la capacidad perceptiva podría servir para predecir el rendimiento en cualquier otra. El equipo de Lavie también demostró que la capacidad perceptiva es diferente de la capacidad cognitiva general, y descartó otros factores que pudieran explicar los resultados, como distintos niveles de motivación.

Aunque interesantes y plausibles, los hallazgos son también preliminares y deberán ser replicados de manera independiente en muestras más grandes, advierte Matt Meier, psicólogo de la Universidad de Carolina Occidental que no participó en el estudio.

Los autores creen que su hallazgo podría ayudar a desarrollar pruebas de selección para aquellos puestos de seguridad que tienen lugar en entornos visuales exigentes, como ocurre con los controladores aéreos, los vigilantes de seguridad o el personal militar. Lavie explica que su equipo ya está investigando si medir la capacidad perceptiva podría usarse para predecir el rendimiento real en dichas tareas.

Puede conseguir el artículo en: