La apertura del paso del Drake

Al crear un portal oceánico, el paso del Drake permite la instauración de la Corriente Circumpolar Antártica, que lleva al aislamiento térmico del continente. Como consecuencia, el desarrollo de grandes casquetes polares y la formación de agua profunda.
La característica más genuina de la Antártida es su manto de hielo permanente. Cubre éste un área de 13.600.000 km2, con un espesor promedio de 2,3 km, aunque llega a alcanzar los 4,5 km, que representa el 90% del hielo en la Tierra y el 80% de las reservas mundiales de agua dulce. Este casquete crea un clima extremo, con temperaturas de -50ºC a -60ºC en el interior del continente durante la mayor parte del año.
La presencia humana implica un extraordinario reto, medios técnicos refinados y elevadas inversiones económicas. El inmenso continente antártico se encuentra, además, protegido por protocolos internacionales, así el de Madrid, que lo identifican como la mayor reserva natural de la humanidad y donde la única actividad implícitamente autorizada es la investigación básica, pero no la explotación de recursos. Las grandes potencias mundiales y bastantes países en vías de desarrollo dedican un esfuerzo notable al conocimiento y exploración de este continente. Junto a otros pocos lugares remotos, la Antártida representa un patrimonio y una de las últimas fronteras donde aún existen extensas áreas por explorar de nuestro planeta.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso a la revista?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.