Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

Los conceptos científicos

Clasificar, comparar, medir.

DAJ/Thinkstock

La ciencia consiste en un conjunto de prácticas, tales como contrastar hipótesis, realizar experimentos, proponer explicaciones o construir modelos y teorías. La teorización consta a su vez de otras prácticas, como la conceptualización, o acuñación de nuevos conceptos. Con ellos, los científicos formulan leyes, y combinando leyes generan teorías, que pueden ser aglutinadas en grupos de teorías o disciplinas científicas. Por ejemplo, con los conceptos de masa, fuerza, atracción y distancia se formula la famosa ley de la gravitación de Newton: «Cualesquiera dos partículas se atraen con una fuerza directamente proporcional al producto de sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de su distancia». Esta ley se combina con otras, como la no menos famosa «f = m·a», conformando la mecánica clásica, una de las teorías mecánicas dentro de la física. Los conceptos científicos son, por así decir, donde todo empieza.

Usamos los conceptos en nuestra representación del mundo y en la comunicación con los demás. Tienen que ver, por tanto, con nuestras representaciones mentales y con el lenguaje, pero no son ni entidades mentales subjetivas, ni entidades lingüísticas. Tomemos el concepto ordinario de montaña. Dicho concepto no es la palabra española «montaña», ni la inglesa «mountain», ni ningún otro vocablo; es lo que todas esas palabras sinónimas significan. Tampoco constituye una representación mental subjetiva. Cuando dos personas entienden la oración «José subió la montaña», sus imágenes mentales difieren, mientras que lo que entienden ambos, el contenido de la frase, del cual montaña forma parte, es lo mismo. Los conceptos corresponden, pues, a lo expresado por ciertas palabras y captado por la mente.

Artículos relacionados

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.