Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitarte el uso de la web mediante el análisis de tus preferencias de navegación. También compartimos la información sobre el tráfico por nuestra web a los medios sociales y de publicidad con los que colaboramos. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra Política de cookies .

1 de Marzo de 2007
Astronomía

Definición de planeta

La nueva definición oficial de "planeta", que descarta como tal a Plutón, aunque deja cabos sueltos recoge los principios científicos esenciales.

DAVID EMMITE PHOTOGRAPHY

En síntesis

El pasado agosto, los miembros de la Unión Astronómica Internacional (UAI) aprobaron la nueva definición de planeta: cuerpo que orbita en torno a una estrella, alcanza tamaño suficiente para tener forma esférica y ha despejado de otros objetos su entorno. Aunque se proponía cerrar un largo debate, parece haber arrojado combustible al fuego.

Los críticos opinan que la definición es arbitraria e imprecisa, pero se trata de una acusación infundada. El sistema solar se divide en ocho cuerpos de gran masa que dominan sus zonas orbitales y enjambres de cuerpos menores con órbitas que se cortan entre sí. Este modelo parece refl ejar la manera en que se formó y evolucionó el sistema solar.

Hemos crecido con una definición de planeta que aplicaba el término a los cuerpos que giran alrededor de una estrella, brillan al reflejar la luz estelar y son mayores que un asteroide. Aunque imprecisa, repartía en categorías claras a los cuerpos celestes que se conocían. En los años noventa, sin embargo, una serie de descubrimientos importantes socavaron la definición. Más allá de la órbita de Neptuno, en una región de forma de rosquilla, el cinturón de Kuiper, se encontraron cientos de mundos helados, algunos de gran tamaño. Alrededor de otras estrellas se descubrieron planetas, muchos de los cuales presentan órbitas muy diferentes de las descritas por los planetas de nuestro sistema solar. Se descubrieron, además, las enanas marrones, cuerpos en los que se difumina la distinción entre planetas y estrellas. Y se hallaron cuerpos similares a los planetas que se mueven sin compañía en la oscuridad del espacio interestelar.

Semejante gavilla de hallazgos desencadenó el debate sobre las notas distintivas de un planeta. En agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional (UAI), la principal agrupación profesional del ramo, se congregó para definir un planeta: un objeto que orbita alrededor de una estrella, presenta tamaño suficiente para adoptar forma esférica y —cláusula clave— "ha despejado los alrededores de su órbita". La nueva definición dejaba a Plutón fuera de la lista de planetas, con la oposición de varios participantes, que organizaron una petición de protesta.

Puedes obtener el artículo en...

¿Tienes acceso?

Los boletines de Investigación y Ciencia

Elige qué contenidos quieres recibir.